Dos meses sin pasar por el blog son muchos días. Prometo remediarlo 🙂 . La series y sesiones han ido creciendo, la actividad en fotografía social empieza a moverse y algún cambio en la “cacharrería” también ha habido. Pequeños cambios que me gustaría contar siempre desde el punto de vista fotográfico y que espero poder ir haciéndolo poco a poco. Esta semana ha sido la de retomar el blog como estáis viendo.

Todos nos proponemos una serie de objetivos a principio de año. En mi caso, uno de ellos era revisitar algunas de las ciudades en las que he estado anteriormente y cuyas calles recorrí sin cámara en mano. Granada, Madrid, Toledo, Valencia… eran algunas de esas ciudades que estaban en la lista. Por fortuna, algunas de ellas ya las puedo tachar como objetivos conseguidos.

A día de hoy, las tres primeras ya está tachadas de la lista, la 4ª no creo que tarde mucho en hacerlo y se vislumbra una quinta ciudad cuya visita se está “cocinando a fuego lento”.

Desde el punto de vista fotográfico, cada una de las tres visitas realizadas (y algunas de cuyas fotos habéis podido ver en la web o en estos portfolios), ha seguido un patrón fotográfico distinto.

Granada (en especial la Alhambra que fue mi objetivo fundamental), la hice casi íntegramente con la combinación Canon 6D + Tokina 11-16 f/2.8. Empecé el recorrido con el Sigma 24-70 f/2.8 pero a los pocos minutos ví que necesitaba algo más angular para darle el enfoque que quería conseguir con mi visita al interior de tan majestuoso lugar. Entrar en las distintas estancias y poder sacar semejantes momentos fue una sensación muy reconfortante. Valga como ejemplo la imagen superior a estos párrafos 🙂

Asimismo, como no, otra de las firmas de la casa: Las panorámicas. En este caso, un clásico: La Alhambra vista desde el mirador de San Nicolás.

Mi recomendación es hacer una visita mucho más pausada de la que yo hice (motivos horarios me impidieron hacerla de esa forma), se disfruta mucho más. Además,  como siempre hay que buscarle el lado positivo a todo, así tengo la excusa perfecta para poder volver y hacer el recorrido nocturno, que también tiene que ser mágico.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.